El hijo del elefante

Antiguamente, el elefante tenía una nariz no más larga que una bota. Pero el pequeño elefante, que siempre quiso saberlo todo, terminó en las fauces del cocodrilo, que se lo quiso comer y lo atrapó de la nariz. De tanto tirarle la nariz, terminó por convertirla en una trompa. Tamaño: 26,5 x 37.

SKU: SL056 Categoría: